MADRES

Una mujer llega de noche al hospital de Mlale, 35 kilómetros al sur de Lilongwe. La traen en bicicleta desde su poblado donde ha dado a luz al quinto de sus hijos. Se está desangrando, llega sin vida y de nada sirve la transfusión de urgencia que le hacen, muere una hora después dejando cinco huérfanos en su poblado. No es la única mujer que ha muerto de esa zona, hace un par de meses otra llegó en las mismas condiciones sólo para morir mientras la atendían.

El gobierno de Malawi intenta por todos los medios que las mujeres paran en los hospitales pero siguen haciéndolo en los poblados dejando que mujeres con mucha experiencia pero sin ningún conocimiento médico las atiendan. Cuando el parto se complica corren al hospital más cercano, por lo general a muchos kilómetros, para que intenten remediar lo ya irremediable.

Dar a luz en el hospital significa tener que llegar a él quizás dos semanas antes del parto y esperar allí. Supone dejar a la familia en el poblado al cuidado de otros sin saber cuando regresarán, por eso, las mujeres esperan hasta el último momento, a veces demasiado, y el parto se produce en el pueblo arriesgando demasiado.

Hoy Malawi celebra el día img_3036de la Madre. No dejo de pensar en tantas mujeres como se han muerto después de dar a luz, tantos niños y niñas como las han perdido. Muchos de nuestros niños llegaron a la misión con tan sólo horas dejando los cuerpos sin vida de sus madres en el poblado.

Sí, hoy Malawi celebra a sus madres pero en realidad estas mujeres, sobre todo las de las zonas rurales, siguen sufriendo las trabas de una sociedad que las empuja a vivir al limite, a sostener a la familia con su trabajo, a cuidar de una prole en donde alguno caerá en la malnutrición, no por falta de cuidados, no, sino por falta de recursos, por falta de comida.

Siento un gran respeto por esas mujeres silenciosas con su hijo a la espalda, esas mujeres siempre en camino que van y vienen llevando agua, cargando leña, comida, lo que sea… mujeres que tienen en sus manos el futuro de este continente pero no lo saben.

Probablemente las que ahora se cruzan conmigo no piensan que sus hijas o sus nietas serán capaces de mover a este país, de cambiarlo y de hacerlo nuevo. Tengo plena confianza en el poder de esas futuras generaciones que albergan sueños y la ilusión de crear un país distinto. Les sobran ganas, les faltan recursos pero con la fuerza que tienen los encontrarán, no lo dudo.

Feliz día de la Madre a las que ya no están, a las que lo son y a quienes lo serán en un futuro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s